Los libros invaden Guantánamo

Unas 180 novedades literarias se prevén comercializar en Guantánamo como parte de la 28 Feria del Libro, evento multicultural que del 27 y hasta el 31 de marzo, invade las calles e instituciones del territorio para fomentar el gusto por la lectura y visualizar el quehacer de escritores locales y foráneos.

Más de 30 locaciones distribuidas en el bulevar, la calle Pedro A. Pérez y en los consejos populares de los repartos Caribe, Pastorita, Obrero y Paraguay servirán de sede a las actividades durante esos días, en los que la población accederá a más de 700 títulos, entre los que destaca nuevamente la literatura infantil, disponible en su mayoría en la Ludoteca Ismaelillo.

Igualmente habrá extensiones de la Feria al Hospital Infantil, centros penitenciarios, la Casa de Niños sin Amparo Familiar, la emisora provincial CMKS, el Periódico Venceremos y la Casa del Joven Creador, sitio este último donde sesionará el espacio de crítica literaria Ciruelo Rojo.

La sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) acogerá el programa teórico, en el que sobresale el panel sobre Eduardo Heras León, que incluirá la presentación de obras de ese autor como Los Pasos en la hierba y Dolce Vita. En ese mismo sitio acontecerán encuentros dedicados a Ana Luz García, novelista homenajeada en la Feria de aquí, y cuyas creaciones Marginalia, Minimal Son y otras, serán plato fuerte para los lectores.

La editorial El Mar y la Montaña, por su parte, pondrá a disposición del público 11 títulos del año 2017 y 2018, entre ellos el poemario Punto de Quiebre, de Wilfredo Robas, primer libro del municipio Imías; Arreglamundos. Mujeres y periodismo en Cuba, de la camagüeyana María Antonia Borroto; De Imías a Caimanera, sobre las andanzas del médico habanero Joaquín Román Lafont en la década del 60 del pasado siglo, y Todas las ovejas van al cielo, de la villaclareña Leidy González, en narrativa infantil.

De la República Argelina Democrática y Popular, país invitado de honor al mayor evento editorial de la isla, llegan como propuestas: Tierra de mujeres, de Nassira Beyoula; Un mar sin gaviotas, de Djilali Kellas; y El viento del sur, de Abdelhamid Benhadouga, las tres novelas traducidas por la Editorial cubana Arte y Literatura.

Distinguirá cada jornada en esta ocasión la participación especial del talento artístico aficionado y profesional del territorio, del Centro de la Música, Casas de Cultura y Artes Escénicas, que en el Pabellón Infantil y la Plaza 11 de Abril animarán a los guantanameros con la actuación de Carpandilla, el Guiñol Guantánamo, Danza Libre, los trovadores Noel Nicot, Mario Zamora, así como los recitales de Tony Ávila y Annie Garcés, convidados para la ocasión.

En materia audiovisual la 28 Feria del Libro propone disfrutar del documental Nuestra Haydée, de Esther Barroso, a propósito del Aniversario 60 de Casa de las Américas, en el video-bar La esquina del Cine Huambo; mientras que en la sede de la UNEAC el proyecto Una pupila apaisada mostrará materiales promocionales sobre literatos guantanameros.

Como es usual este evento cultural favorecerá el intercambio entre escritores locales y nacionales para conocer de las últimas tendencias de la literatura, los más recientes cambios en la academia cubana de la lengua y otras cuestiones.

El 31 de marzo concluirá la Feria con varias opciones desde la mañana hasta la tarde-noche, como el espectáculo de la Colmenita Guantánamo, a las 10 am, en la Casa de la Cultura Rubén López Sabariego; así como lecturas de textos en la Casa de la Trova y la Ludoteca Ismaelillo. La gala de clausura será en el Museo Provincial, a las 8 de la noche, con la confluencia de escritores y artistas guantanameros e invitados.

Tomado de Granma